Behavioral economics y su relación con el ecosistema crediticio.


Behavioral economics (economía del comportamiento) es un estudio que cruza las enseñanzas de la psicología y la economía, también se relaciona con los procesos de toma de decisiones económicas de individuos e instituciones.
La economía del comportamiento combina los principios de la psicología, sociología y economía para determinar lo que sucede en el mercado, con la finalidad de comprender y predecir las decisiones financieras de las personas.